Lo rico y bonito es dos veces bueno

Ya estoy aquí de nuevo, llena de energía y con ganas de volver a contaros muchas cosas. Tras mucho pensar, he decidido que sería bueno empezar con algo rico, lleno de recuerdos y aromas de mi infancia.

Es por ello que  que este fin de semana me he colgado mi cesta de caperucita , me he colocado mi delantal y sin dejar de  lado mi ganchillo, he decidido preparar  como cada año una mermelada de jugosos higos.

El verano se aleja  poco a poco,  pero nos deja abundantes regalos en forma de frutos  madurados al sol. Este es el caso de los higos de los cuales existen casi una decena de variedades.

la foto 1 (56)

¿Os gustan? Es una fruta muy rica, con propiedades tonificantes, energéticas, laxantes y relajantes, por lo que se emplea como remedio natural contra la tos. Los higos son ricos en fibra y alcalinizantes, por lo que  son  ideales para personas con problemas digestivos y de acidez.

la foto 2 (61)

Yo sólo sé que me gustan y que  gracias a la mermelada que preparo cada año, puedo  disfrutar de todo su sabor también en pleno invierno.

¿Os apetece la idea de que la preparemos  juntos? Os prometo que además de rica va a estar llena de “detalles” que os van a gustar.

Vamos pues, pasito a pasito.

Ingredientes:

  • 1 kg de higos limpios
  • 500 gr de azúcar
  • zumo de medio limón

Poner los higos limpios , troceados y pelados en parte, en una cazuela con el azúcar y el zumo de limón.


la foto 3 (51)

la foto 2 (62)

 Remover la mezcla y dejarla reposar durante unas horas para que macere.

la foto 4 (37)

Tras la maceración, poner la cazuela a fuego medio y cocerlo alrededor de una hora , removiendo muy a menudo para evitar que se nos queme. Es bueno a la vez, ir eliminando la espuma superficial que se nos pueda formar.

la foto 5 (31)

Mientras se va cociendo nuestra mermelada, podemos aprovechar para ir esterilizando los botes donde la pondremos. De esta manera junto con el vacío, la conservaremos durante largo tiempo en perfectas condiciones.

Para ello, introduciremos los botes con sus correspondientes tapas, en una cazuela tapada con agua hirviendo durante 10-15 minutos.

la foto 2 (63)

Después los escurrimos y secamos bien, tratando de no tocar el interior de los botes.

la foto 3 (53)

Cuando haya espesado suficiente, retiraremos la mermelada del fuego. Si se desea es el momento de tritúrala. A mi particularmente me encanta encontrarme trocitos de higo por lo que yo nunca la trituro.

la foto 4 (36)

Una vez  nuestra mermelada está lista, la introduciremos en caliente dentro de los botes esterilizados. Taparemos bien y los podremos boca abajo 24h hasta que se enfríen totalmente, con el fin de conseguir hacer el vacio.

Ahora llega el momento más esperado, el que transformará nuestra rica mermelada en un bonito regalo para la vista. Es hora de cojer nuestros ganchillos y ponernos a trabajar.

Con hilo de algodón, vamos a tejer unos cordoncitos  hechos de cadeneta así como unas pequeñas flores.

la foto 2 (60)

Con la ayuda de un bonito papel, unas etiquetas adhesivas  y unas tijeras ….

la foto 3 (47)

podemos conseguir algo tan rico y bonito como esto.

la foto 5 (30)

la foto 5 (29)

Sólo pensar en lo buena que esta la mermelada de higos con una tostada de queso  fresco, o como guarnición de un magret de pato o de un solomillo, se me hace la boca agua.

Os invito a probarla y a que dejéis volar vuestra imaginación a la hora de decorar vuestros botes,

la foto 4 (35)

¿ No creeis que si algo es rico y bonito a la vez tiene el éxito doblemente asegurado?  ¡ Bendita mermelada! 😉

Anuncios

7 pensamientos en “Lo rico y bonito es dos veces bueno

  1. Hola Guapa!
    Precioso el post, me encanta el trapito a modo de tapa de los potes! Quería poner un “me gusta” però no se porque no puedo (no me reconoce el password).
    La reunion de ayer bastante bien, nada especial a comentar. Solo que la propuesta del cole de la megafonia tenemos que considerarla porque nos han pasado el presupuesto más alto.
    Por lo demàs hubo buen rollito (con reticències) y nuestra amiga tresorera en su línea de agobio de números.
    Un beso

    Maria

  2. Gracias por compartir esta receta. Ya tengo plan para este fin de semana que me voy a una finca en la que hay cantidad de higueras. La presentación en los potes me ha parecido también preciosa.Este año vamos a comer mermelada de higo hand made.
    Un abrazo,
    Cristina

    • Sabia que te gustaría.En este caso tu lo tienes fácil,la buena materia prima no te falta, solo tienes que añadir una buena dosis de cariño! Vale la pena poder disfrutarla todo el invierno,con ese recuerdo tan nuestro 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: