Este verano me conocerás por mi capazo

Este verano me vas a conocer por mi capazo.

He decidido que  voy a dejarme conquistar por uno muy especial, para poder así llenarlo de todas esas cosas que quiero que me acompañen en mis calurosos días de playa.

capazo 2

Los escaparates de las tiendas de moda, están  llenos capazos de vivos colores que nos hablan de los pocos días que faltan para nuestras esperadas vacaciones.

Si os digo la verdad, desde el verano pasado que me apetece tener uno y no ha sido hasta hace unos días que finalmente me he decidido.

Siempre he tenido una cosa muy clara y es que mi capazo tenia que ser diferente. No solo debía ser grande, pues con 4 niños ya os podéis imaginar la de cosas que necesitas meter dentro, sino que debía ser especial, con ese toque de ganchillo tan característico que tienen  las cosas que me gustan. Me dije: ¡A partir de ahora van a conocerme por mi capazo!

Es por ello que me puse manos a la obra.

Tras comprar el capazo, lo primero que hice fue quitarle las asas, pues como me decidí a pintarlo, pensé que sin ellas esta tarea me sería más fácil y cómoda.

la foto 2 (37)

Tras investigar en la red, sobre el binomio pintura y capazo, finalmente me decidí por la conocida Chalk Paint. La paleta de colores es preciosa y muy amplia y confieso que tras muchas dudas, elegí el color blanco vainilla. Mi reflexión fue que así podría  combinarlo con cualquier otro color que añadiera más tarde.

La compré en Doble A+A , una tienda monísima de Barcelona, llena de proyectos super chulos en la que  desde el principio me ayudaron con todas mis dudas. Os aconsejo una visita, organizan talleres muy interesantes. ¡Gracias chicos! 😉

Apliqué la pintura muy diluida. El objetivo más que pintar el capazo,  era darle  un ligero tinte para conseguir así un aspecto más rústico.

  la foto 1 (40)

Posteriormente  apliqué un barniz mate en spray con el fin de fijar la pintura y protegerla de las posibles rozaduras.

la foto 3 (32)

Ahora ya tocaba personalizarlo con ganchillo y para ello utilicé trapillo de color rosa.

la foto 1 (41)

Cubrí todo el borde del cesto y lo amplié con un festón para darle un toque más romántico.

la foto 3 (33)

Cosí de nuevo las asas. Previamente antes de descoserlas, había marcado  su anterior ubicación, con el fin de evitar que me quedaran torcidas. Os confieso que si lo vuelvo a hacer, solamente las taparé bien  con cinta de embalar. No es que me costara coserlas, pero realmente no sé si vale la pena.

la foto 4 (26)

Para acabar le dí mi toque personal, le puse mi letra y junto al asa le coloqué unos bonitos pompones. Así seguro que  nadie lo confunde.

la foto 2 (38)

la foto 1 (42)

la foto 3 (34)

Misión cumplida, ¡no hay otro capazo igual!

¿Os gusta?

la foto (21)

Si quieres venir a hacer tu capazo conmigo, apúntate a los Lovely Talleres. Si por el contrario prefieres que te lo haga, mándame un e-mail a lovelythingspitusa@gmail.com

Seguro que  juntas encontramos el color y el motivo que más te guste.

¿ Tu también  quieres que te conozcan por tu capazo?♥

 

Anuncios

6 pensamientos en “Este verano me conocerás por mi capazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: